Evaluación de dos tratamientos (Homeopático e Isopático)
para la Hematuria Enzoótica Bovina

 

¿Qué puede hacer la Homeopatía veterinaria frente a una afección que es incurable por la medicina tradicional? Es el tema de la tesis de grado de la Doctora Diana Carolina Osorio, titulada ‘Evaluación de dos tratamientos (Homeopático e Isopático) para la enfermedad Hematuria Enzoótica en una finca lechera de La Vega, Cundinamarca’. 

El estudio fue nominado al Premio Nacional de la Ganadería (Fedegan) en 2009, y es un documento imprescindible para las personas de intelecto curioso y mente abierta que están interesadas en iniciarse en el concepto de salud integral que propone la escuela Homeopática.
Empezaremos diciendo que la Hematuria Enzoótica Bovina (HEB) es un padecimiento incurable que afecta al ganado vacuno y se caracteriza por causar lesiones en su aparato urinario. Su causa documentada es la ingestión crónica del helecho (Pteridium aquilinum) en áreas de pastoreo mal cuidadas. 
 
Generalmente los animales enfermos mueren de anemia, casi siempre son ejemplares que superan los dos años y están empezando su etapa productiva. Además, está afección es ‘traicionera’, porque tiene periodos de corta mejoría, seguidos de tremendas recaídas. 
 
El tratamiento recomendado por la medicina tradicional (alopática) son una serie de lavados de vejiga, más antibióticos y antianemicos inyectados. En casos agudos se hacen imprescindibles las transfusiones de sangre. 

Enflaquecimiento extremo, palidez y debilidad son algunos síntomas visibles de esta enfermedad, que también repercute dramáticamente en los parámetros reproductivos y productivos de los ejemplares afectados. 

 
El fin último e inevitable es sacrificar al animal, porque las lesiones en la vejiga son irreversibles y producen hemorragias crónicas que agotan la medula ósea y demás órganos generadores de glóbulos rojos, causando anemia no regenerativa.
 
 
Una alternativa de salud
 
Sin duda la HEB es una afección muy grave porque es incurable y siempre termina en la muerte del animal. Además del terrible sufrimiento que le genera a la vaca, este padecimiento le causa enormes perjuicios económicos a los ganaderos.
También resulta muy preocupante que la medicina convencional no ofrece alternativas efectivas para su tratamiento y actualmente es lejana la posibilidad de obtener una cura a partir de los métodos tradicionales.  
Todo esto nos lleva a buscar otras escuelas de la medicina, en particular la Homeopatía, para tratar la HEB y otros padecimientos que superan a la medicina tradicional.  
 
¿Qué es la homeopatía? 
 
Es imposible definir la Homeopatía y sintetizar sus preceptos en dos o tres párrafos, pero podemos aproximarnos enunciando su principio rector: la Ley de Semejanza, según la cual las enfermedades pueden ser curadas de manera más segura, radical, rápida y duradera usando remedios que susciten en un organismo sano la sintomatología propia de la afección. 
Por ejemplo, una vaca con mastitis aguda, secreción que rápidamente se torna mucopurulenta, tendencia a la excoriación, ulceras y fiebre; podría ser curada con Mercurius solubilis, medicamento capaz de producir dicho cuadro en un ejemplar sano.
El padre de esta ciencia es el médico alemán Cristian Samuel Federico Hahnemann (1755 – 1843) quien fue el primero en aplicar la Ley de la Similitud, teniendo en cuenta los síntomas de las enfermedades. 
 

Los medicamentos homeopáticos se extraen de los reinos de la naturaleza (mineral, animal, vegetal y fungi, principalmente) y tienen el poder de alterar la salud del individuo en sus sensaciones y funciones, en eso radican sus virtudes curativas. 

Homeopatía versus Isopatía
 
En la investigación de la Doctora Diana Carolina Osorio se descartó totalmente la posibilidad de evaluar los resultados de la Medicina Veterinaria tradicional en el tratamiento de la HEB; porque, como explicábamos antes, no ofrece resultados hasta ahora. 
El grupo de estudio de la tesis fueron seis vacas diagnosticadas con HEB, que presentaban pérdida de peso, baja producción, hematuria intermitente, mucosas pálidas, entre otros síntomas. A tres ejemplares se les aplicó el tratamiento Homeopático, a las restantes el Isopático.
 
Los animales pertenecían a la finca Terra Nostra, ubicada en el municipio de la Vega – Cundinamarca, una región de clima templado, con estación lluviosa y temperatura mínima de 12°C y máxima de 28°C.

Para curar, la Homeopatía no se centra únicamente en el síntoma principal de la enfermedad (hematuria) sino que abarca otras características importantes del individuo, como su estado mental, general (apetito, sed, térmica, sueño, actividad física etc.) y los síntomas particulares.

Como decíamos antes la Homeopatía enfrenta el padecimiento por medio de un remediosemejante a la totalidad de los síntomas del paciente, para equilibrar su energía vital y lograr que el propio organismo corrija el principio que causó el desorden. 
Al contrario, el tratamiento Isopático busca la sanación suministrando dosis atenuadas (por medio de dilución y dinamizacion) de la misma sustancia (noxa) que causa la enfermedad (Helecho Pteridium aquilinum).
 
HOMEOPATIA, LA MEJOR OPCION
 
Ahora, veamos los valores normales hematológicos y urinarios para la especia bovina. Ósea los estándares propios de una vaca sana, que no padece HEB.
 

 
Observamos que el hematocrito debe oscilar entre 28 y 38; los eritrocitos entre 5.0 y 10.0; y el conteo de glóbulos rojos en orina debe ser negativo. 
 
Luego de evaluar por separado las tres vacas enfermas de HEB, se les suministró los  remedios homeopáticos constitucionales correspondientes: LYCOPODIUM, CANTHARIS y CALCAREA CARBONICA durante un mes. 
Analicemos los resultados obtenidos con la aplicación del tratamiento Homeopático. 
 
 
NIVEL DE SIGNIFICANCIA
*     Poco significativo
**   Medianamente significativo
*** Altamente significativo
 
El hematocrito antes del tratamiento era de 22.43 y después subió a 26.45, una cifra estadísticamente significativa teniendo en cuenta que eran vacas con HEB crónica y su medula ósea estaba deprimida y no producía glóbulos rojos. Por su parte, el recuento de glóbulos rojos estaba en 5.39 y ascendió a 6.23.
 
El conteo de eritrocitos en orina por campo era de 333783.33/campo y posteriormente bajó a 740/campo. Los piocitos, o células inflamatorias presentes en infecciones purulentas, estaban en 1.67 y luego del tratamiento retornaron a cero (negativo) valor normal en ejemplares sanos.
Estos resultados nos revelan el éxito del tratamiento homeopático, cuya efectividad radica en su profundidad, porque toma en cuenta los síntomas mentales, generales y particulares del paciente. 
Así, mientras se trataba la HEB también se sanaron otros padecimientos de las vacas, un ejemplo claro de la búsqueda de salud total que propone la escuela Homeopática. 
Una buena forma de observar la efectividad y superioridad de este tratamiento es el registro fotográfico de los ejemplares. 
 
FOTOS ANTES Y DESPUÉS DEL TRATAMIENTO HOMEOPÁTICO
 
     
TRATAMIENTO ISOPATICO
Los medicamentos Isopáticos se fabrican con la misma sustancia, o ente, que produce la enfermedad y se le suministran al paciente diluidos y dinamizados. En este caso, para hacer el remedio ‘Pteridium aquilinum’, se utilizaron helechos tomados de la finca Terra Nostra y se procesaron en la farmacia Homeopática Néstor Riveros V.
 
A continuación presentamos la tabla de resultados de los tres ejemplares que fueron sometidos al tratamiento Isopático.
 
 
Vemos que el hematocrito antes del tratamiento estaba en 25.1 y después subió a 28.87, cifra significativa. Por su parte, el recuento de glóbulos rojos era de 5.63 y ascendió a 6.53.

Igualmente, el conteo de eritrocitos en orina por campo estaba en 333.540/campo y se redujo a 333.405/campo. Recordemos que en el tratamiento Homeopático el mismo recuento inicio en 333.783.33/campo y luego bajó a 740/campo.
 
FOTOS ANTES VS DESPUÉS DEL TRATAMIENTO ISOPÁTICO
 

CONCLUSIONES:
 
Los resultados confirman que la Homeopatía es el método más seguro y eficaz para tratar la HEB, porque abarca toda la sintomatología de la enfermedad con un solo remedio, a diferencia de las terapias convencionales que usan hasta media docena de medicamentos sin generar resultados.
 
Clínicamente el tratamiento Homeopático reactiva la médula ósea permitiendo la producción de nuevos glóbulos rojos y disminuyendo la perdida de los mismos por orina.  Zootecnicamente esto se refleja en la mejora de la condición corporal y demás parámetros productivos. 
 
Además, esta terapia no exige retiro en leche, algo beneficioso para el ganadero y el consumidor. 
Por último, es conocido que la Medicina Veterinaria enfrenta algunos casos de incurabilidad como la HEB y la Hemospermia Bovina, enfermedades intratables para la medicina convencional donde la Homeopatía ha demostrado que el estado de incurabilidad puede ser reversible.
 
ANEXOS
 
Tablas 1. Valores promedio de cada una de las variables comprendidas en el cuadro hemático en los tratamientos Homeopático vs Isopático
 

Tablas 2. Valores promedio de variables comprendidas en el parcial de orina en los tratamientos Homeopático vs Isopático
 

ASPECTOS GENERALES

EVALUACIÓN DE DOS TRATAMIENTOS HOMEOPÁTICO E ISOPÁTICO PARA EL TRATAMIENTO DE LA HEMATURIA ENZOÓTICA BOVINA,
Tesis de grado para optar al título de Médica Veterinaria Homeópata, Instituto Homeopático Luis G. Páez, Bogotá, 2009. Trabajo nominado al premio Nacional de la Ganadería, FEDEGAN, Raimundo Sojo Zambrano, versión 2009
 
Coautores

Dr. Luis Fernando Vargas, MVH, MS, Director de investigación
Dr. José Luis Azumendi, MV, MS, Director de estadística

esenfrdeitptru

Flag Counter

En Línea:

Hay 96 invitados y ningún miembro en línea

Medicina Homepática Veterinaria.

Contáctenos

+57  317 7789059

info@homeovet.co
HOMEOVET
Diana Carolina Osorio
@HOMEOVETPETS
@homeo_vet_